martes, 29 de junio de 2010

De Homero y Picasso

INMOVILISMO

Ya no teje Penélope
No hay retorno en la demencia,
demasiado viaje le agota la faringe
y tantos pretendientes le consumen sus sandalias.

Ya no teje Penélope
Descubre que un regreso
puede ser un instrumento aparatoso,
tan aparatoso como cualquier partida anunciada en estos tiempos.

Ya no teje Penélope
Sus agujas dejan de ser un subterfugio.
Y para Ulises…
igualmente todo se hace más difícil.



FEMME DE PICASSO

Por los pulmones colgar de tus caderas
descubro que respiras entre piernas.
Habré entonces de enfilar mi beso a toda hora hacia lo agrio
con tal de recibir tu aliento.



Denis Fortun