sábado, 14 de mayo de 2011

Tierra lejos de la vista…


Por culpa de Maurice Sparks
Para Denisse, Denis y Daniela


Por esa obsesión de traer en mis manos la tierra que me ensució las uñas de niño,
envuelta de agua y el olor a hierba mojada
que sopla la lluvia que me pierdo lejos…; dispuesto a llevar sobre mis hombros tus lomas,
tus veneradas alfombras de caña
y el poderoso hilo de azúcar que un día iba a salvarnos,
es que me amarré la tarde en que me iba con una gruesa soga
al sueño de que soy parte de tu procedencia.

Por olvidar después de siete años
la milenaria obsesión de tenerte,
entre otras cosas “por tantos desengaños”
(aunque no me importa menos dónde habitas)
descubro que únicamente existes
en los ojos de mis hijos.

Ay, Patria, cuanto sosiego. Por un momento pensé, me habían estafado…


Denis Fortun